tendencias-en-papel-pintado

De qué manera colocar papel pintado en una pared

Muchos progenitores eligen para decorar las paredes de los cuartos de los niños el papel pintado. Ya que, permite esconder o disimilar cualquier imperfección, aparte de añadir una estética a tono con la personalidad del pequeño o pequeña, asimismo, mientras resguarda la pared.

Ahora, compartimos contigo un breve tutorial sobre de qué forma empapelar una pared tú mismo. No obstante, si prefieres la ayuda de los auténticos profesionales, en Pintores Córdoba estamos preparados para realizar este trabajo por ti.

¿Qué herramientas utilizaremos para colocar nuestro papel pintado?

  • Cinta métrica
  • Regla
  • Tijeras
  • Trapo
  • Esponja
  • Cepillo
  • Rodillo para juntas

Clases de papel pintado

En la actualidad existe una amplia variedad de papel pintado para la decoración de la habitación de tu hijo:

  • Conocido como recubrimiento contract, el recubrimiento mural vinílico pensado para lugares que necesiten tener una higiene estricta, por eso es un material de una gran resistencia al lavado y al roce.
  • El recubrimiento de fibras naturales es también una gran opción de papel pintado, puesto que posee una capa interior que se queja a la pared, al paso que la exterior tiene un tejido de yute, rafia, lino, bambú, madera o corcho.
  • Asimismo podemos localizar el papel tejido no tejido, formado por dos capas: una externa elaborada con fibras que simulan la apariencia de un tejido y otra interna que se pega a la superficie.
  • Otra fantástica posibilidad, es el papel pintado de diseño clásico, con una amplia variedad de patrones y diseños.
  • Finalmente, encontramos el papel pintado con acabado en blanco, con textura, de composición geométrica o en relieve.

Papeles pintados: ¿qué tener en cuenta antes de elegir uno?

Para cambiar el aspecto de tus estancias, el papel pintado es el elemento de decoración perfecto. Es además uno de los más usados por los interioristas para decorar de forma único y original tus espacios. Su precio y fácil colocación son virtudes muy valoradas para que sea uno de los reyes de la decoración.

Además, su amplio catálogo en acabados, diseño, precios y materiales, hace que sea muy versátil en cuanto a usos. Podemos empapelar paredes, decorar muebles e incluso hacernos cuadros a juego de la decoración usada. Su presentación viene en rollos de unos 10 metros.

Si ya has decidido usar papel pintado, recuerda que de una buena elección depende el acabado que consigas. Por eso busca un buen asesor con el que hablar de cuales son tus necesidades, dependiendo del soporte y lugar de colocación.

El soporte es la base que le ofrece resistencia al papel, cuyo pegando permite el pegado a la pared de una manera muy sencilla. El soporte lo encontramos en papel o en TNT, y ambos necesitan ser encolado para su colocación en la pared.

Si eliges un con base de papel o tradicional, debes tener en cuenta que el encolado se coloca en la superficie de la pared, y en el papel. No obstante, su resistencia sigue siendo menor a los soportes de TNT. Además, la capa externa es la que veremos con el diseño que hemos elegido.

Pasos en la preparación de la pared antes de empapelar

Antes de comenzar el proceso de pegar el papel pintado, es necesario hacer unas comprobaciones del estado de la pared que vamos a utilizar de soporte. Esta debe de estar libre de polvo y en buen estado.

Si tus paredes tienen aplicado gotelé, es muy recomendable retirarlo antes de colocar tu papel y si no es posible, usar papel con grueso especial y utilizar un pegamento extrafuerte, para intentar que nuestro trabajo dure el máximo de tiempo, ya que el gotelé va a impedir un buen acabado a nuestro papel.

Además, otro detalle a tener en cuenta es acondicionar las superficies porosas y preparar las paredes pintadas con pintura plástica.

Si nuestra pared ya tenía papel pintado antes, debemos retirar todos los restos con los productos especiales para este fin, y verificar que la pared ha quedado en perfectas condiciones para soportar el nuevo papel pintado. Quita también toda la decoración que pudiera haber en las tomas de corriente.

papel-pintado-infantil
papeles-pintados

Como medir, cortar y pegar el papel pintado

  • Primero, mide la altura de pared excluyendo el rodapié. A este resultado le sumaremos unos 3 o 4 centímetros en los dos extremos.
  • Realiza una línea a 90 grados en la parte posterior del papel y corta sobre ella con una regla y un cúter. De esta manera ya tenemos la primera tira de papel para pegar.
  • En papeles lisos, repetiremos esta misma acción hasta rellenar el espacio que tengamos, teniendo en cuenta los pulsadores de luz, enchufes u otros salientes que tendremos que ir sacando con precisión antes de colocar el papel, para conseguir buenos acabados.
  • Si nuestro papel tiene dibujo, vamos a tener que emparejarlo, para que no se vean cortes. Es entonces cuando, tomando un punto de unión exacto de referencia, tomaremos medidas para obtener nuevamente la tira que necesitamos. Repetiremos tantas veces como sea necesario para rellenar nuestro espacio.
  • Ahora ya podemos empezar a empapelar nuestra superficie. Es recomendable empezar con una ventana. Si no tienes ninguna, empieza por una esquina o rincón.
  • Debemos de tener en cuenta, que es muy importante que el papel quede recto, así que en este primer paso pondremos mucho cuidado en que se quede bien Vamos a marcar una línea completamente recta, de referencia para el papel, para ello nos ayudaremos de un nivel y un plomo.
  • Seguidamente, comenzaremos con el encolado.
  • Si tu papel es el tradicional, encolaremos primero el papel y posteriormente la pared. Si el papel elegido, tiene base TNT, directamente pasamos a encolar la pared.

Encolado del papel

A continuación, te contamos cuáles son los pasos para encolar la base del papel pintado:

  • Antes de comenzar a encolar debemos tener las tiras de papel cortadas.
  • Para obtener nuestro pegamento, seguimos las instrucciones del pegamento, ya que variará dependiendo de cada fabricante.
  • Ve colocando las tiras de papel con el diseño hacia abajo sobre una superficie lisa elevada o en el suelo. Si lo ves necesario, fija las esquinas colando un objeto pesado sobre ellas.
  • Coloca la cola desde el centro hacia los bordes, tapando toda la superficie. Es muy importante que no queden huecos, en ninguna parte.
  • Ahora esperaremos entre 5 y 10 minutos a que la cola penetre bien en el papel.
  • Coge el papel toma de referencia la marca que se hicimos en la mitad.
  • Comienza a pegar el papel a la pared, alineándolo con una plomada y tomando la línea marcada en la pared de referencia.
  • Continua deslizando el papel, con cuidado hacia abajo, evitando arrugas.
  • Pasa un cepillo sobre el papel para darle una terminación aún más lisa y limpia los bordes.
  • Finalmente, recorta el papel sobrante ayudándote de una regla y un cúter.